Cuando se experimenta dolor mandibular y a la vez dolores de cabeza, esta combinación puede tener su origen en la postura corporal, según un nuevo estudio ha revelado.

Ante los padecimientos de estas condiciones los especialistas recomiendan revisar la postura y consultar con un dentista respecto de la posibilidad de encontrarse ante un trastorno de la mandíbula que recibe el nombre de “trastorno temporomandibular” según recomienda la Academia de Odontología General, que es una organización de dentistas generales dedicados a la educación dental continua.

En los estudios llevados a cabo se determinó que una mala postura afecta a la columna vertebral y esta condición lleva al estrés de la articulación de la mandíbula. La acción de tirarse para atrás en un asiento o encorvarse, hace que la mandíbula inferior se desplace hacia adelante, motivando a que los dientes superiores e inferiores no encajen correctamente, colocando al cráneo hacia atrás y haciendo que se deposite sobre las primeras vertebras de columna vertebral, que es una posición antinatural.

En resumen esta acción postural produce una tensión en los músculos, articulaciones y huesos, que de no ser tratada puede producir dolor e inflamación de los músculos y las articulaciones, cuando se realiza el movimiento de apertura y cierre de la boca.

Según los especialistas una buena postura es muy importante para la salud general, algo que muchas personas no tienen en cuenta o si la tienen solo la relacionan con el dolor de espalda, sin embargo como se ha demostrado alcanza también a la salud oral, dicen los investigadores.

Para tener en cuenta; en estos casos se recomienda el uso de un aparato bucal para ayudar a alinear los dientes en una posición que reducirá el dolor facial causado por una mala postura, además de prevenir futuros daños dentales.

Dr. Claudio Sorrentino – Dental Palermo