Estadísticamente los hombres son más propensos a padecer problemas cardíacos y por lo tanto consumen medicamentos cuyos efectos secundarios incluyen a la sequedad oral.

Por lo cual en estos casos, cuando se consumen medicamentos para el corazón o la presión arterial, los hombres deben tener muy en cuenta que su flujo salival puede inhibirse (boca seca), aumentando así el riesgo a desarrollar patologías orales, ya que la saliva se encarga de reducir los niveles bacteriales responsables del desarrollo de caries e inflamaciones en la boca.

En el caso de los hombres que fuman o mastican tabaco, deben saber que este hábito presenta un mayor riesgo de desarrollar enfermedad de las encías o periodontitis y cáncer oral. Los hombres se ven afectados casi en el doble de casos con respecto de las mujeres y se debe tener muy en cuenta que el 95 por ciento de los cánceres orales se manifiestan en los mayores de 40 años de edad.

El cáncer oral suele presentarse más frecuentemente en la zona lingual, el suelo de la boca, los tejidos del paladar blando o la parte posterior de la lengua, los labios y las encías. Esta enfermedad si no es diagnosticada a tiempo o sea en sus primeras etapas, puede propagarse llevando al dolor crónico, pérdida de funcionalidades, desfiguración facial y bucal irreparable.

Por ello en el caso de ser fumador deberá tener presente la importancia de las visitas regulares al dentista, para los controles preventivos, para mantener la salud oral.

En el caso de los deportes, los hombres tienen mayores probabilidades de atravesar por un traumatismo oral, ya que la práctica de deportes de contacto, como el fútbol, el baloncesto, artes marciales, etc., generan una mayor propensión a posibles lesiones orales, por lo cual siempre se recomienda el uso de protectores bucales, que son dispositivos flexibles hecho de plástico para proteger los dientes, así como el uso de casco para bicicletas o motocicletas.

Dr. Claudio Sorrentino – Dental Palermo