Como ya sabemos, el azúcar tiene una relación directa con un mayor riesgo para desarrollar caries en los dientes, pero ahora también un estudio ha demostrado que en el caso de los adultos jóvenes consumidores de más azúcar añadido, presenta un mayor riesgo a desarrollar la enfermedad de las encías o periodontitis. Basados en una encuesta de salud, los investigadores evaluaron de la misma, en la que participaron cerca de 2.437 personas, con edades que oscilaban entre los 18 y 25 años, sus dietas diarias, además de examinar los signos de enfermedad de las encías, entre los que se incluían el sangrado y la retracción de las mismas.

Además los investigadores tuvieron en cuenta otros factores, que pueden incrementar el riesgo de enfermedad de las encías, tales como: -Edad y sexo -Situación socio económica -Raza y etnia -Tipo de estudios -Diagnóstico de la diabetes -IMC (Índice de masa corporal) -Adicción al tabaco El grupo se dividió en tercios, basándose en la cantidad de azúcar añadido, que se evaluó en el consumo de sus dietas, obteniéndose como resultado, que los participantes en el tercio superior o sea aquellos con mayor consumo de azúcar, presentaban un 42 por ciento de mayor riesgo a desarrollar la enfermedad de las encías, comparadas con las personas del tercio inferior o con un menor consumo de azúcar. La gente en el tercio medio presentó un riesgo del 39 por ciento de mayor riesgo, comparados con los del tercio inferior.

Es de tener en cuenta que la Asociación Americana del corazón recomienda solo el consumo de no más de 6 cucharaditas de azúcar por día para las mujeres y 9 cucharaditas diarias para los hombres. Sin embargo, según las estadísticas la mayoría de los adultos consumen o beben aproximadamente unas 22 cucharaditas de azúcar por día, desequilibrio que deriva en consecuencias para todos los niveles de la salud, siendo el azúcar añadido en los alimentos y bebidas, el que mayor problema presenta, ya que se hace difícil de cuantificar para la mayoría de la gente. El estudio aparece en la edición de octubre de la revista American Journal of Clinical Nutrition.

Dr. Claudio Sorrentino – Dental Palermo